Estudiante de Ingeniería Informática regresó de Alemania tras realizar práctica profesional en la industria
25 enero 2019

Yanira Sáez está terminando Ingeniería Informática, pero antes de iniciar su proceso de tesis decidió realizar un viaje de movilidad iniciado en septiembre. De vuelta en Chile, nos comenta su experiencia de práctica profesional en la empresa alemana Jüeke, para comprender cómo ella es un ejemplo de internacionalización de la Facultad de Ingeniería.

Estamos en un mundo global, donde las distancias se acortan y la necesidad de adquirir  conocimientos complementarios a la carrera de pregrado, ya se hacen indispensables. Ad portas de egresar de Ingeniería Informática, Yanira Sáez optó por la posibilidad de agregar una experiencia internacional a su currículum y postuló a una de las instancias planificadas por la Facultad de Ingeniería y su área de Internacionalización. “Siempre quise hacer intercambio, desde que ingresé, y vi la oportunidad en el Facebook de Ingeniería. Cumplía con los requisitos asique aposté y gané”. Se preparó estudiando alemán dentro de la Usach y emprendió  viaje a Alemania en septiembre para cumplir su práctica profesional en la empresa Jüeke, con la cual existe un convenio que ya le ha permitido viajar a estudiantes de otros departamentos de la Facultad. A su regreso, hace una favorable evaluación de esta experiencia. “Es la mejor decisión que pude haber tomado en toda mi vida como estudiante Usach. Fue enriquecedora a todo nivel, pude conocer otra cultura, otras tecnologías, y pude asistir a la feria médica de Düsseldorf, donde generé contactos y conocí avances tecnológicos impresionantes. Lo recomiendo mucho”.

Yanira hace hincapié en la madurez con la que se deben afrontar estas oportunidades, por lo que considera que el haber viajado en 4to año es la mejor recomendación. “Debe existir una madurez emocional y también de conocimientos porque ahí se aprovecha mucho más y todo se ve desde un punto de vista profesional”.

Siendo su expertiz la Informática, ella estuvo en una empresa que es fuerte en Mecánica y Eléctrica, pasando un mes completo en ambas áreas. Esto le permitió aprender sobre software, circuitos, modelamiento, lenguaje pascal y otros, para realizar un proyecto real de toma de placas y realizar modelos. Ahora, Yanira enfrentará su proceso de tesis en el cual pretende desarrollar un prototipo de silla de ruedas controlado por impulsos cerebrales. El haber pasado por esta práctica internacional le ayudará en este desafío: “Aprendí modelamiento en 3D, lo que me servirá mucho para la tesis y aprendí a manejar otros lenguajes y herramientas de electrónica, cosa que también necesito saber para el prototipo” señaló.

Que preparen su inglés, que vayan a las ayudantías del Paiep, que estudien antes de viajar sobre las herramientas que van a ir a conocer, que  no lleguen en cero y que tengan mucha organización y perseverancia es lo que recomienda Yanira, estudiante que no tuvo temor al desafío y enfrentó el reto sabiendo que lo único que podía obtener eran ganancias. Hoy, puede presentarse como una profesional más completa y potenciar su currículum con una experiencia internacional, detalle que será cada vez más valorado en el mercado.

Finalmente, agradece el apoyo de Anoek van den Berg, directora de Relaciones Internacionales de la Universidad; a Cristián Díaz, subdirector de Alianzas Internacionales de la Facultad de Ingeniería, y a sus profesores Arturo Álvarez, Luis Berríos, Carlos González y la profesora de alemán,  María Schindler. 

“A todos y todas en la Facultad, vayan a los talleres, a las charlas del área de Internacionalización, generen redes. Los departamentos se están moviendo con este tema de los convenios pero nosotros no nos informamos con el interés que debiéramos tener. Aprovechen!” concluyó.

Más videos