EVIC tuvo récord de participación femenina
3 enero 2019

“Una mejor Ingeniería parte de la diversidad”. Esa es la opinión de la Dra. Doris Sáez, académica del departamento de Ingeniería Eléctrica de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de  la Universidad de Chile y quien fuera expositora en EVIC. La escuela Iberoamericana de Inteligencia Computacional convocó, en su reciente versión desarrollada en nuestra Universidad, a un buen número de mujeres, las que respondieron a un plan especial de trabajo para lograr  su participación.

Los tiempos que corren están obligando a repensar ciertas dinámicas en la organización de eventos de investigación y de Ingeniería. Uno de ellos es el de las temáticas de género. Ya sabido el diagnóstico del bajo número de mujeres que deciden estudiar nuestras carreras y ya conocida la opinión gubernamental de que esto significa una pérdida económica importante para Chile, es que EVIC incentivó un programa especial para motivar que las mujeres ligadas a inteligencia artificial, biomédica, bioinformática, robótica, neurociencia computacional, big data y otros, quisieran ser parte del evento.

Quien impulsó este programa fue la Dra. Doris Sáez, quien señaló estar feliz con el resultado obtenido. “Hubo mujeres de distintas universidades y más del 50% eran de regiones, lo que habla del alcance magnífico que tuvimos. Es cierto que somos una minoría en las facultades de Ingeniería, pero es una minoría que debe ser potenciada y por eso nació este programa especial que logró convocarlas en un almuerzo y les dio instancias para conocerse y presentarles alternativas profesionales y de investigación” indicó la académica.

La Dra. Sáez es conocedora de que los equipos y habilidades se potencian cuando hay género en su composición, “por eso tenemos que favorecer a las minorías y a las mujeres, porque se invisibilizan sus logros al mimetizarse con el grupo. Hay que mostrar el trabajo”.

EVIC convocó este año a un mayor número de expositoras, como la Dra. Marley Vellasco, Amelia Bayo, Millaray Curilem, María José Escobar, y se organizó un almuerzo del cual participaron 60 alumnas, académicas, la Vicedecana de Docencia de la Facultad de Ingeniería, Dra. Rosa Muñoz, Gary Fogel y otros organizadores que ya entienden  el fenómeno. Las iniciativas para corregir este fenómeno deben ser intencionadas y deben darse desde el inicio de la carrera, con foco trasversal y con énfasis en la contribución de la mujer.

En el año donde la temática se instaló como agenda pública y ya es preocupación en empresas e instituciones, el terreno está fértil para avanzar más sostenidamente. Por su parte, la Vicedecana de Docencia de la Facultad de Ingeniería destacó que se generen este tipo de iniciativas “y que se den en eventos tan importantes como la Escuela de Verano en Inteligencia Computacional, pues es un espacio de trabajo académico del más alto nivel, donde se releva el aporte de las mujeres en la disciplina y se invita a las estudiantes a ocupar estos espacios. Es un desafío para nuestra Facultad el lograr mayor ingreso femenino a nuestras carreras, este tipo de actividades nos permite mostrar que el aporte de las mujeres en todas las áreas de la Ingeniería es enriquecedor y necesario, abrir el dialogo en la comunidad y motivar a las estudiantes”.

Más videos