Corfo aprueba etapa I del proyecto Ingeniería 2030 y da luz verde para iniciar la etapa II
16 agosto 2018

Así lo informó el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, quien señaló que el comité evaluador internacional tuvo mínimas observaciones al informe final, lo cual es ejemplo de la calidad de la gestión dentro de la etapa I, cuyo foco estuvo puesto en la planificación estratégica.

 

Frente a la meta planteada por el Gobierno de Chile, de llegar a tener una economía más diversificada, con sofisticación productiva, competitiva y con mejores tasas de crecimiento, la Ingeniería se transformó en actor relevante para la concreción de estas metas. Para el año 2012, el Gobierno consideraba que los ingenieros que fueran egresando debían aportar aún más a la consecución de este desarrollo, siendo capaces de adaptarse a  nuevas tendencias. Para lograrlo,  las universidades tenían que proporcionar una formación apropiada a las próximas generaciones de estudiantes, entregándoles herramientas que les permitieran afrontar los desafíos que le deparan al país hacia el año 2030.

Es en este escenario nació el Proyecto Nueva Ingeniería para el 2030, cuando InnovaChile CORFO invitó a las universidades chilenas que imparten carreras de ingeniería civil, a desarrollar sus planes estratégicos considerando transformaciones bajo estándares internacionales en los ámbitos de investigación aplicada, desarrollo y transferencia de tecnología, innovación y emprendimiento con alto potencial de vinculación con la industria y la sociedad.

De la adjudicación del proyecto, por parte de nuestra Universidad, y de la creación del Consorcio 2030, han pasado 3 años, los que correspondieron a la etapa I definida como de Planificación Estratégica. El trabajo y el análisis realizado bajo 4 programas, permitió enlazar los objetivos transformacionales para la economía nacional y su desarrollo, con las planificaciones de la propia Facultad y sus vicedecanatos de Docencia y Formación Profesional; Investigación, Desarrollo e Innovación y Vinculación con el Medio. En febrero de este año terminó la etapa de planificación con la entrega de un informe, recibiendo, hace pocas semanas, la noticia de la aprobación del mismo.

El encargado de informar la noticia fue el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza.” Existe mucha satisfacción porque es una muestra que el trabajo efectuado en estos 3 años fue fructífero, tanto para la Facultad como para el Consorcio en el cual participamos”.

El Decano recuerda que hace 3 años era difícil vislumbrar el impacto que podía generar el proyecto, pero señala que ha sido beneficioso desde el hecho que ha permitido, y permitirá, fortalecer la formación científico-tecnológica en Ingeniería, sin perder el sello de nuestro estudiante. “En la actualidad ya no solo  hablamos de la importancia de la formación e investigación de base científico-tecnológica, sino que además le estamos dando  relevancia a cómo transferimos todo ese conocimiento. El proyecto puso sobre la mesa aspectos como ese, junto con otros como la innovación, la vinculación con empresas, la preponderancia de la movilidad estudiantil para fortalecer el manejo del inglés, y facilitó el que nuestros académicos hoy estén hablando constantemente de innovación y de cómo la pueden incorporar a sus clases. Allí veo el impacto de Ingeniería 2030 en la Facultad, como un camino recorrido que marca la ruta para los siguientes 3 años, que serán de consolidación de estas temáticas” destacó la autoridad de la Facultad.

Otro de los aspectos que el Decano resalta, fue la paulatina incorporación de los académicos al proyecto. “Debemos tener alrededor de un 30% de ellos participando de manera directa, ya sea en el proyecto mismo o bien en los departamentos, a través de las distintas iniciativas que se presentaron desde los 4 programas. La planificación futura la iremos socializando a través de las comisiones académicas que participan en cada eje, para que más académicos se vayan integrando. El otro punto muy importante guarda relación con nuestros estudiantes, los que han sido impactados a través de una iniciativa nueva, como Lions Up, y que se unirá a otras que seguirán fortaleciendo habilidades en innovación y emprendimiento de base científico-tecnológica. La mirada actual hacia el proyecto es positiva”.

 

Por otro lado, el Decano agradeció y reconoció el papel fundamental de la máxima autoridad universitaria en la aprobación de la etapa I. “La Universidad de Santiago, a través de su Rector, tuvo y tendrá un rol muy importante en las definiciones del proyecto, porque es necesario que los recursos  estén focalizados en la áreas en los que hay un interés global en potenciar. El compromiso de la Rectoría con Ingeniería 2030 lo agradezco sinceramente”.

Para el desarrollo de la etapa II de Ingeniería 2030, los objetivos están integrados al plan estratégico de la Facultad, lo que marca una institucionalización necesaria. Los proyectos fundamentales a seguir potenciando en la etapa II guardan relación con la trayectoria curricular, ya que está estrechamente relacionada con los otros programas de I+D aplicada, Comercialización Tecnológica y Emprendimiento e Internacionalización. Junto con aquello, está la prioridad de fortalecer la entrega de herramientas que tengan que ver con comercialización de tecnologías, modelos de negocio, el diplomado en Innovación y el Centro de Innovación, cuya inauguración ya se está preparando.

Finalmente, el Decano Espinoza agradeció a los colegas, al equipo profesional y directores del proyecto por todo lo realizado, ya que su esfuerzo fue la base para definir las actividades y estructuras de la siguiente etapa. Estas actividades reportarán a los 81 indicadores del proyecto y se irán informando a través de los canales comunicacionales habituales (página web, boletín de Facultad de Ingeniería y redes sociales de la Facultad). “También extendemos nuestro agradecimiento a Corfo y al equipo administrativo y gerencial del organismo gubernamental, por darnos la mirada país a través de Ingeniería 2030. Hoy, nuestra Facultad está fortalecida luego de estos 3 años y en cada Departamento se habla de innovación y de la necesidad de vincularse con la industria con celeridad. La institucionalización de Ingeniería 2030 en la Facultad es un resultado evidente de la modernización de la estructura, lo que hará mucho más fluido el recorrido en esta segunda etapa, con más académicos y estudiantes dinamizándolo, pues la economía chilena necesita activarse mucho más rápido y en ese objetivo estamos comprometidos” concluyó la autoridad.

Más videos